arreglar una lavadora
¿Cómo arreglar una lavadora según su avería y marca?
15 mayo, 2019
¿Cómo arreglar una cisterna?
¿Cómo arreglar una cisterna? – Trucos infalibles
24 mayo, 2019

¿Cómo abrir una puerta con una tarjeta? ✅Trucos que nunca fallan✅

Cómo abrir una puerta con una tarjeta

Desde Iberomanitas te contamos cómo abrir una puerta con una tarjeta, es un truco sencillo que te puede servir en cerraduras específicas. Con este truco podrás entrar en tu habitación o en tu domicilio si tus llaves se han quedado dentro. Pero, debes tomar en cuenta que no es recomendado que este tipo de maniobras se tomen a la ligera. Siempre tienes que tener mucha precaución de no generar un daño a la cerradura. Puesto, que por ejemplo si se trata de la puerta principal podría reflejarnos un fuerte problema de inseguridad.

En muchas oportunidades nos ocurre que debemos abrir una puerta y no tenemos ni idea de cómo hacerlo. Esto ocurre, por ejemplo, cuando se cierra de manera inesperada la puerta de la habitación. Sin embargo, también puede tener lugar cuando dejamos las llaves dentro de casa y tenemos que forzar la cerradura para entrar. Incluso esto puede tener lugar en momentos de emergencia, donde por los nervios o la prisa cerramos la puerta sin poder abrirla con facilidad.

Tipos de cerraduras: ¿cómo reconocerlas?

Es importante saber que existen diversos tipos de cerraduras, ya que esto nos va a permitir hacer más fácil abrir la puerta con otros elementos. Si conoces qué tipo de cerradura tienes en casa sabrás qué elemento usar para forzar la cerradura sin dañarla. Puesto, que no es correcto forzar la cerradura de manera tal que ésta vaya a romperse o debilitarse hasta quedar en el desuso. Ya que, si tu intención es ahorrar en servicios de cerrajería no lo estarías logrando, sino, todo lo contrario.

A continuación, te contamos dos tipos de cerraduras súper populares:

#1. Embutida

Las cerraduras embutidas son extremadamente comunes, estas las podemos conseguir tanto en casa como en la oficina. Son altamente comercializadas porque ofrecen privacidad, seguridad, y son bastante adecuadas a nivel de estética. Suelen ser instaladas en puertas de madera debido a su composición y estilo. Cabe destacar que este tipo de cerraduras van colocadas en el interior de la puerta. Por ende, solo queda el espacio visible donde va la integrada la llave para abrir la puerta. Este espacio se llama “frontal”. Además, forzar las cerraduras embutidas con una tarjeta es extremadamente complejo. En ese caso la mejor manera de abrir una puerta sin llave es con una llave hexagonal que es idónea para ese tipo de cerraduras.

#2. Tipo sobreponer

Tal como su nombre lo designa este tipo de cerradura va sobrepuesta y no va integrada dentro de la puerta como en el caso de las cerraduras embutidas. En cuanto a abrir una puerta sin llave esta cerradura se convierte en la más sencilla de manipular. Se puede utilizar desde un cuchillo hasta una tarjeta firme para abrir esta cerradura. Estas cerraduras pueden ser un tanto más económicas que otras. Sin embargo, debes saber que en cuanto al factor estético no siempre es la más recomendada, puesto que puede no ser tan atractiva como la embutida.

Cómo abrir una puerta con una tarjeta

¿Cuáles es la cerradura más complicada de abrir?

Sin lugar a dudas los tipos de cerraduras embutidas son un poco más complicados de abrir debido a su composición y a dónde va instalado. Tal como hemos mencionado este tipo de cerraduras son más sencillas complicadas de abrir sin llave. Una manera más práctica de lograrlo es haciendo uso de una llave tipo hexagonal. Pero, no es una manera sumamente fácil de realizarlo, es decir, en casos de emergencia no es tan factible. Debido a que no es usual tener ese tipo de llaves hexagonales en casa, así que igual tendrías que solicitar este tipo de llave.

¿Cuál es la más sencilla al momento de abrir?

La cerradura de sobreponer es más sencilla de abrir, debido a que se puede llevar el resbalón hasta el interior. Cabe resaltar que esta es una parte de las cerraduras que son ampliamente visibles, que entran y salen del marco de la puerta según se abra o cierre la misma. Es por ello que se puede abrir esta puerta haciendo uso de un cuchillo, navaja suiza, o una tarjeta firme. Lo mejor de esta técnica de abrir una puerta es que no genera daños en la cerradura. En cambio, técnicas como por ejemplo manipular directamente el cerrojo podrían causar el daño del mismo si no se genera la acción teniendo experiencia. Por ende, una manera sencilla y segura de abrir una puerta sin llave, es cuando intentamos abrir una puerta con una tarjeta. Te contaremos cómo se hace, toma nota a continuación.

Algunos trucos para forzar una cerradura sin dañarla

Existen más técnicas para forzar cerraduras que el truco para abrir una puerta con una tarjeta. A decir verdad, existen varias opciones y elementos que nos pueden ser de gran utilidad para abrir una puerta. Te contaremos sobre algunos de ellos.

  • Con un clip: Puedes tomar un clip y situarlo dentro del “frontal”, es decir de la parte donde se aprecia la ranura de la llave. Así mismo, lo que tienes que hacer es extender el clip de manera que los dos extremos queden firmes, se inserta por la ranura y se manipula de manera que todos los pines se alineen y la puerta pueda ser abierta. Si se tiene algo de paciencia se pueden encontrar gratos resultados.
  • Abrir puerta con una ganzúa: La ganzúa es mucho más firme para abrir una puerta de manera rápida. Pero, igual de segura para abrirla sin dañarla, por ende se convierte en una excelente alternativa. Lo que debes hacer es situar la ganzúa en el frontal donde se ve la ranura. Debes hacer lo posible para que todos los pines del cerrojo se alineen y de esta manera se pueda truncar la puerta para abrirla.

También, hay personas que siguen el truco de abrir una puerta sin llave untando de mantequilla al “resbalón”. Ya que esto hace mucho más fácil que este elemento se interne dejando la puerta al descubierto. Por otro lado, es una opción sencilla que además es bastante segura con relación a la cerradura.

¿Cómo abrir una puerta con una tarjeta?

  1. Toma una tarjeta firme (si vas a usar la tarjeta bancaria asegúrate de no usar el lado del chip). Aunque, te recomendamos no usar ninguna tarjeta bancaria para esto, pues existe la posibilidad de que la misma se averíe.
  2. Sitúa la tarjeta firme en el espacio de la cerradura sobre puesta.
  3. Hala la puerta hacía ti, es decir la halarás hacia adelante.
  4. Haz palanca con la tarjeta mientras mantienes el peso de la puerta hacia adelante.
  5. Con esto, podrás abrir una puerta con una tarjeta y notarás excelentes resultados.

¿Necesitas un servicio de cerrajería?

Si notas que no puedes encargarte de abrir una puerta con una tarjeta por tu cuenta, o no quieres correr el riesgo de generar un daño a tu puerta podemos ayudarte. Con una experiencia comprobable nuestros técnicos son capaces de solucionar problemas de cerrajería y abrir puertas sin necesidad de dañar la cerradura. Las llaves maestras ayudan a abrir las puertas en caso de emergencias. Y, en Iberomanitas somos expertos en acudir para generar soluciones incluso cuando se trata de una situación emergente. Por consiguiente, puedes contactarnos y en poco tiempo estaremos generando la solución esperada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *